Pinturas industriales

Pinturas industriales

Las estructuras de una instalación industrial están sometidas a condiciones extremas. Por ello, sea cual sea el sector al que se dedica tu empresa, es importante proveer a las instalaciones de la protección adecuada. ¿Sabes qué es la pintura industrial y por qué debes utilizarla?

¿Qué son las pinturas industriales?

La finalidad de la pintura industrial es embellecer las superficies con un acabado estético y limpio, pero también se encarga de proteger el soporte de los diferentes ataques ambientales, químicos y físicos a los que está expuesto.

Propiedades de la pintura industrial

Cuando esta pintura se seca, se transforma en una película sólida para proteger al soporte tratado. No obstante, las propiedades de este recubrimiento dependerán de las características de la superficie que tenga que proteger y del entorno en el que se encuentre. 

Por este motivo, existen diferentes productos de pintura industrial que tienen objetivos concretos. Así, puedes encontrar protección anticorrosiva, anticontaminante, antioxidante, antideslizante; resistencia a ambientes marinos, abrasiones, impactos, arañazos, altas temperaturas y fuego; anclaje sobre superficies de adherencia difícil y acabados con diferentes texturas, colores, tipos y grados de brillo. 

Además, en función del sector industrial del que se trate, el grado de resistencia y protección deben cumplir con las normativas vigentes.

Tipos de pintura industrial

Puedes encontrar diferentes tipos de pinturas industriales, como las orgánicas, inorgánicas… Pero para ser más concisos te hablaremos solo de las utilizadas en la protección de las estructuras industriales. 

  • Intumescente. Esta pintura se expande para formar un revestimiento protector que aísla a las estructuras que están expuestas al fuego o al calor extremo. 
  • Cerámica. Es un gran aislamiento térmico. Su durabilidad y protección frente a químicos y la corrosión son excelentes. Se suele utilizar para proteger sistemas de tuberías y depósitos frente a la radiación UV, el agua, la humedad, las altas temperaturas y los productos químicos. Su fragilidad se aprecia en los esfuerzos mecánicos. 
  • Acrílica. Es una pintura industrial a base de agua que contiene una gran cantidad de aditivos y aglutinantes para ofrecer una protección adecuada en entornos industriales. 
  • Poliuretano. Los aditivos que contiene le confieren una resistencia única frente a productos químicos, la intemperie, abrasión y corrosión. 
  • Epoxi. Es excelente para proteger una superficie contra la abrasión, corrosión, desgaste, humedad, aire salado, productos químicos o combustibles. Además, su tiempo de secado es muy breve. Se adhiere a diferentes superficies, incluidos los componentes galvanizados, el aluminio, el zinc o el acero. 
  • Alquídica. Finaliza su reacción química gracias al oxígeno, lo que le permite ofrecer resultados muy duraderos. Comparada con otros tipos de pintura, su secado es más lento.

La durabilidad de las superficies tratadas con pinturas industriales dependerá del sistema de pintura (imprimaciones, capas intermedias y acabados), así como de los procesos de pintado. 

Si la pintura no está correctamente aplicada, pueden aparecer algunos defectos entre los que se incluyen el agrietamiento, las arrugas, el micro-burbujeo, la corrosión interna, la flacidez o problemas de secado. 

Para evitarlos, puedes ponerte en contacto con nosotros, ya que en Baracolor somos expertos en pintura industrial y podremos asesorarte para mantener tus instalaciones correctamente.

Author: BaraColor Pintura

944 943 772